Es un nuevo pensamiento, una nueva forma de entender el proceso de “enseñanza-aprendizaje” a través de la improvisación musical.

Propone un aprendizaje participativo y activo dejando atrás el aprendizaje meramente repetitivo.

el alumno aprende en base a su investigación , descubriendo, comprendiendo y poniendo en práctica por sí mismo los elementos musicales necesarios para poder expresarse libremente, contando para ello con la guía del profesor.